Las aventuras del libro vaquero

por Ushuaia Guadarrama

Los medios de comunicación, además de mantenernos informados y al mismo tiempo divertirnos, son los grandes trampolines de control masivo y subyugación. El impacto que generan en las sociedades y personas es impresionante a la vez que difícilmente perceptible; sin embargo el bombardeo intermitente de señales y símbolos llegan directamente al cerebro, penetrando y modificando comportamientos y actitudes.

Los cómics, como medio de comunicación gráfica, aparecieron a finales del siglo XIX, llegando a los lectores a través de las páginas impresas de los periódicos de la época. Sin embargo, la necesidad de expresión cultural de los pueblos adquirió su forma y función actual en el momento en que fue posible la difusión masiva por medio de la prensa, diaria o semanal y luego a través de publicaciones especializadas como semanarios, revistas mensuales, comic-books, etc. (Puig, 1996) Uno de los primeros países que consigue la masificación del cómic es Estados Unidos, como resultado de la modernización, convirtiéndose en un fenómeno social. El cómic era consumido enormemente y tenía un impacto importante en la industria del entretenimiento de las masas. Evidentemente el fenómeno no fue exclusivo de los Estados Unidos y se transmitió a los demás países que pasaron por un proceso de amalgamación de aquellos cómics estadounidenses que se juntaron con el contexto social del país receptor.

Al final no sólo fueron receptores, sino transformadores:

“Los cómics en los países del mundo hispánico también surgen con la modernización, pero tienen diferentes características y su forma de enunciar la modernidad se hace, por una parte desde su espacio autóctono en conflicto con los productos de importación norteamericanos, y por otra, desde una modernidad incompleta llena de vértices, donde el fenómeno social que representan no es sólo parte de la emergente industria del entretenimiento de masas sino que, en algunos casos, es capaz de ser un artefacto que cuestiona el espacio ideológico al que pertenece.” (Merino, 2003:20)

El cómic ha influenciado a lo largo de medio siglo los hábitos culturales de un gran porcentaje de la población mexicana. Criticado o enaltecido, para bien o para mal el cómic ha tenido la función, queriendo o no de ser, en general, el principal acceso que un mexicano tiene a la lectura. Uno de los cómics que se ha filtrado con más fuerza a la vida diaria de los mexicanos es El Libro Vaquero. El tiraje del libro vaquero alcanzó dimensiones enormes, “Nosotros [el equipo del Libro Vaquero] en el ochenta y seis, tuvimos un millón seiscientos mil ejemplares semanales” (Entrevista a Fernando Varela Robles) Según la Revista Latinoamericana de Comunicación CHASQUI, El Libro Vaquero vende en la actualidad 400 mil ejemplares semanalmente,  41.6 millones de ejemplares por año, convirtiéndola en la revista semanal con más alta publicación en el país. Aquellos cómics que no son vendidos en México- a esto se le llama devolución- se les envían a Centroamérica y Estados Unidos. Estos números incitan a la reflexión. La que ha sido más comúnmente utilizada por otros medios de comunicación tales como los periódicos, es aquella que argumenta:

“En un país como México donde, según cifras de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), sólo se leen 2.8 libros por año, la edición de historietas y revistas como ‘El libro vaquero’ constituye un fenómeno social y cultural poco usual.” (El Universal Online)

Contraria a la opinión del articulista de El Universal, El Libro Vaquero no parece ser un fenómeno poco usual. Lo que si parece poco usual es que en México, cuando se habla de este cómic en particular no existe un interés extendido por realizar los suficientes estudios sociológicos, históricos y culturales acerca de los diversos temas que se pudieran desprender al respecto. Al parecer es difícil incluir al Libro Vaquero dentro de los géneros literarios, por lo que la Historia de la Literatura ha obviado su existencia. Sin embargo, se puede reivindicar el diálogo del cómic con la literatura, la realidad social, la imaginación popular o el entorno estético de cada país como una característica más de su modernidad (Merino, 2003). Sin desbordadas pretensiones, con esta investigación apenas espero dar entrada para que se realicen estudios mucho más profundos y amplios acerca de la temática que se ha manejado a lo largo de los años de la publicación de El Libro Vaquero y de cómo esta temática ha cambiado o se ha mantenido a lo largo del tiempo, aventurándome un poco más incluso a las repercusiones sociales que puede tener.

El vaquero nace en la ciudad…

La historia dice más o menos así, como ha sido repetido en medios de comunicación masiva, tales como el Internet o el periódico y no en libros: Hace casi tres décadas, Rafael Márquez habló con el capitán Mario de la Torre Barrón, escritor de radionovelas, para que trabajara en una historia donde el centro fuera el amor de un vaquero por una mujer.

Primer número del libro vaquero

Portada del primer número de El Libro Vaquero

Días después, el capitán le presentó el primer argumento con el título Racimo de Horca, en el que una banda de forajidos asalta un tren que lleva 30 mil dólares en oro al banco de Stanleyville. Bloquean las vías del tren para detener a la locomotora y toman por asalto el vagón del dinero. De pronto, el responsable del precioso metal se interpone para evitar el atraco y los forajidos lo acribillan. A partir de ese momento, la historia se centra en Mariana, la hija del asesinado, y Tom Stacey, un pistolero que se enamora de ella y busca vengar la muerte del padre de su amada. Después de elaborar un stock de 10 capítulos, el 23 de noviembre de 1978 apareció el primer número de la nueva historieta, bautizada como El Libro Vaquero […]

Da clic aquí para leer el resto del artículo

 

10 respuestas a Las aventuras del libro vaquero

  1. publiquen vien lo que ponen por que asi no se les entiemde lo que ponen por favor si qui eren que los consultemos mas seguido GRACIAS

  2. ¿A qué te refieres con “bien”?

  3. JorG dice:

    Hay cosas por las que vale la pena la vida y tú eres una de ellas para mi.

    orgullosísimo

    JorG

  4. Yahir García dice:

    Muy buen trabajo🙂

  5. Corine Mat dice:

    Hola, muy buen trabajo;
    estoy realizando un análisis sobre la gráfica del Libro Vaquero, y quisiera contactar a alguien que pueda otorgarme mayor información, he intentado localizar a editorila Niesa, pero no me responden
    por lo que si pudiera contactar a Ushuaia Guadarrama, o a cualquier otra persona conocedora del tema sería de gran ayuda.

    Muchas Gracias

    Corine

    • Felipe J. de la Torre Galindo dice:

      Qué tal Corine. Creo que soy la persona más indicada para contestar tu pregunta. Niesa es el resultado muy venido a menos de la Cía. creadora de El Libro Vaquero Novedades Editores de los Sres. O’Farrill que ahora deben tener muy poco que ver con la actual editora.
      Yo fui a través de una de mis empresas distribuidor exclusivo en Guadalajara; Jal. Méx. y vi nacer esta revista y varias otras de la editorial (El libro policiaco de color, Novelas inmortales, El libro sentimental, etc.que acompañaron espléndidamente a las tradicionales El libro semanal, La novela policiaca y muchas más, fotonovelas, revistas del hogar etc. todas las conozco a cabalidad.
      El tiraje semanl de El libro vaquero, rebasó con mucho el millón de ejemplares, yo llegué a manejar 75,000 y el pedido a 100,000 ya no lo pudo abastecer la impresora. El libro semanal la más antigua manejaba número similares.

      • Corine Mat dice:

        Muchas gracias por su respuesta señor Galindo, sigo investigando en el tema, sin embargo, gracias a la situación actual del vaquero con la desaparición de NIESA y los problemas legales que ha enfrentado la editorial, se ha vuelto complicado realizar a fondo esta investigación, por lo que me sería de gran ayuda e interés poder realizarle una entrevista si me lo permite.
        Le dejo mis datos,
        Corine Matieu: coriproyectos@gmail.com

        Gracias.

  6. Adolfo alarcon dice:

    Esta bien dezde chico siempre me a gustado el libro vaqueros quisiera descargar historias gracias

  7. adan estrada dice:

    Como recuerdo cuando era muchacho. como me gustaba leer El libro vaquero.y muchos mas. Por ejem :el libro policiaco. Los traileros. Hombres y heroes. Joyas de la literatura. Los luchadores. El ultimo samurai. Aguila solitaria. Y varios comics extranjeros. Cuanta nostalgia me trae acordarme de mis cuentitos. Coleccionaba cajas y cajas. Mis revistas favoritas eran. El libro vaquero y Karma tron. Ahora vivo en los Angeles. Y cuando veo uno de estos libritos me traen mucha nostalgia bueno me despido dando las gracias por estos bellos recuerdos. Dios los bendiga a todos. BYE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s