Argentina: A 35 años del golpe

marzo 29, 2011


(Haz clic en la imagen para ver el programa)

 

Auditorio Mario de la Cueva
Torre de Humanidades II piso 14

Haz clic aquí para bajar el programa


Journal of Latin American Studies 41, issue 1, gratis

agosto 6, 2009

Como suelen hacer, los editores del afamado JLAS de Cambridge han liberado el primer tomo del año en la red.
Aunque está disponible desde febrero, lo señalamos a modo de regalo de bienvenida (junto con los tomos de Historia de América Latina que encontró César) para las nuevas generaciones de licenciatura, maestría y doctorado en Estudios Latinoamericanos (gen. 2010).

JLAS 41, tomo 1.

¡Bienvenidos! y… aguanten la burocracia… pasará.


Historia de América Latina, Cambridge.

julio 18, 2009

Compañeros de Latinoamericanos, en esta ocasión, después de una larga ausencia, aqui va un aporte espectacular que encontré en el sitio http://www.elultimolibro.net en el cual podrán encontrar libros electrónicos de historia, novelas y algunos comics. Pero de ahí nos hemos traido la colección en formato pdf de la Historia de América Latina de Cambridge coordinada por el historiador inglés Leslie Bethell. Espero la disfruten y promuevan los links, claro dando crédito al sitio antes mencionado.

Los libros estan alojados en Rapidshare que es un host para bajar archivos, son completamente seguros. Aquí hay un tutorial excelente para quienes usan por primera vez este tipo de páginas.

Pages from Historia de America latina 01 - Epoca colonial - La America precolombina y la conquista01 – Época colonial – La America precolombina y la conquista

02 – Época colonial – Europa y America en los siglos XVI, XVII, XVIII

– 03 – Época colonial – Economia

04- Época Colonial- Cultura y sociedad

– 05 – La independencia

– 06 – América latina independiente 1820-1870

– 07 – Economía y sociedad 1870-1930

– 08 – Cultura y sociedad 1830-1930

– 09 – México, América central y el caribe 1870-1930

– 10 – América del sur 1870-1930

– 11 – Economía y sociedad desde 1930

– 12 – Política y sociedad desde 1930

– 13 – México y el caribe desde 1930

14 – América central desde 1930

– 15 – El cono sur desde 1930

– 16 – Los países andinos desde 1930


Memoria y Dictadura en Argentina

abril 9, 2009

Hoy dejo un texto que es sin duda un texto introductorio y didáctico sobre la relación Memoria-dictadura en la Argentina, pero lo importante de este texto es la forma en que dimensionan el tema, ya que no lo dejan suscrito a la dictadura que de 76 a 83 se vivió en Argentina, enuncian los antecedentes “dictatoriales” argentinos.

Aún más importante es que este texto es producto de la avanzada legislación que sobre el tema se tiene en aquel país, una legislación que motiva la reflexión de los argentinos más jovenes, y que sobre todo les recuerda lo que sus padres y sus abuelos vieron y vivieron a lo largo del siglo XX.

Les dejo la presentación del texto y los invito a descargarlo, leerlo y reflexionarlo.

Presentación

La ley Nº 355 de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, promulgada el 23 de marzo de 2000, declara el 24 de marzo como el Día de la Memoria en homenaje a las personas que sufrieron persecuciones, encarcelamientos, torturas, muerte o desaparición durante la represión llevada a cabo por el terrorismo de Estado. Esta ley contempla la inclusión del 24 de marzo en el calendario escolar y el dictado de clases alusivas a los golpes de Estado y a la violación de los Derechos Humanos.

La Comisión de Educación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos ha desarrollado, durante muchos años, un intenso trabajo en la organizaci ón y ejecución de Talleres destinados a docentes y estudiantes de diferentes niveles de la educación institucionalizada. Se propone la metodología de taller por considerarla estrechamente vinculada con el espíritu de los Derechos Humanos, ya que sus actividades motivan la reflexión colectiva y democrática. En tales ámbitos, se trabaja principalmente con las Declaraciones y Documentos que están hoy incluidos en la Constituci ón Nacional reformada en 1994 y en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Considerando que el golpe de Estado de 1976 se constituyó en un compendio de las violaciones más flagrantes a los Derechos Humanos, y convencidos de la necesidad de que las nuevas generaciones conozcan el grave significado de la violación al Estado de Derecho, la Comisión emprendió la tarea de elaborar materiales didácticos que puedan orientar al docente en el tratamiento de dicha temática en el aula. Es imprescindible realizar en las aulas un trabajo colectivo que estimule el pensamiento y el ejercicio de la memoria. Se estima que el presente material y la metodología de taller apuntan en esa dirección, por constituir una dinámica adecuada para el debate y la formación de la memoria colectiva.

Descargar aqui:    Memoria y dictadura: Un espacio para la reflexión desde los derechos humanos

dictadura3fh


Ponencias de las Jornadas Estudiantiles 2008

octubre 7, 2008

Las Jornadas Estudiantiles de Estudios Latinoamericanos se realizaron el 8 y 9 de abril de 2008, con buenas participaciones en las mesas y en el público. Da clic en cualquiera de los temas para acceder a las ponencias.

Cultura en el México contemporáneo y América Latina

  • Miriam García Apolonio
  • Víctor Hugo López Mohedano – Cine político en América latina 60-70
  • Magdalena Jiménez Romero – El baile flamenco en la Ciudad de México en la década de 1980
  • Adrián Luis Villagómez Velázquez

Integración latinoamericana, migración y desarrollo

  • Marcos Alonso Cabello Hernández
  • Cuitláhuac Rosas Newland – Migrantes en tránsito: Centroamericanos en la frontera sur de México
  • Ireri Sanvicente Flores – Nuevas propuestas y modelos para la integración latinoamericana
  • Marisol Torres Hernández – La construcción de la nueva capital de Belice, Belmopan

América Latina: Estudio de su historia e historia de su estudio

  • Emilia Cordero
  • Eduardo Buendía Reséndiz – Los movimientos gremiales y fabriles del valle de México del siglo XIX
  • Cynthia Lujano Rosas – Un acercamiento a la categoría de Estado en América Latina
  • Luis Arturo Ramírez Cruz

De los autoritarismos a la transición democrática

  • Ricardo Ramos Gutiérrez – Julio Argentino Roca. Una dictadura oligárquica
  • Pavel E. Andrade Delgadillo – Estado Novo
  • Ricardo Solís Herrera – Entre Barón Samedi y Francois Duvalier: El vudú haitiano al servicio de la dictadura
  • Luis Enrique Rosales Roldán – Transiciones 70-90

Lispector y Bohórquez: Novela y poesía desde la literatura latinoamericana

  • Dariela Romero Ramos – El problema del lenguaje y la imagen del agua en “Cerca del corazón salvaje” de Clarice Lispector
  • Azuvia Licón Villalpando – El espacio y el deseo en la poesía de Abigael Bohorquez, Memoria en la alta

De reformas judiciales y criminalización de lo social

  • Raymundo Espinoza Hernández – La relación entre el desarrollo de los sistemas de protección constitucional y los movimientos sociales en Latinoamérica
  • Gabriela Beatriz González Gómez – El miedo en los jueces

El quehacer pertinente y pendiente: Filosofía desde América Latina

  • Hazahel Hernández Peralta – Lezama Lima y los trabajos de la metáfora en la unidad latinoamericana
  • Blanca Angélica Mejía Acata – La actualidad y pertinencia de la utopía en América Latina
  • Adriana Sandoval González – Reflexión respecto a América Latina. De lo particular a lo relacionado
  • Jessica Sánchez Bolaños – Epistemología moderna, narrativas contramodernas y razón poscolonial

Bolivia ¿Integrando la nación o desintegrando el Estado?

  • Flavio Barbosa de la Puente
  • Alba Mercedes Miranda Leyva

Cine y movimientos sociales

octubre 3, 2008

Dentro de las actividades del Primer Congreso de la Cultura Iberoamericana, en la mesa redonda Cine y Movimientos Sociales se destacó al documental. Los mexicanos que iniciaron y cerraron las participaciones no olvidaron mencionar el papel crucial de los acontecimientos de 1968.

Alejandra Islas Caro (México) realizó una muy buena semblanza testimonial de la historia de este tipo de cine en México, de dicha fecha a la actualidad.

Carlos Henríquez Consalvi, pionero de Radio Venceremos, comenzó su intervención con la proyección de un corto documental sobre las actividades de lo que comenzó siendo una estación (móvil) de radio revolucionaria del FMLN y poco a poco crecería a ser un conjunto de periodistas, fotógrafos y cineastas que denunciaban la intervención norteamericana en El Salvador, entre otras cosas. El eje de la charla de Henríquez fue la reflexión sobre la memoria histórica, y la conservación de esta a través del Museo de la Palabra y de la Imagen.

El argentino David Blaustein sintetizó una breve historia del Cine Liberación y el Cine de la Base en Argentina y los calificó como antecedentes directos del reciente Cine Piquetero o “Video informe”, en el que basó gran parte de su intervención, y tipificó los documentales realizados alrededor de los movimientos sociales bonaerenses (Las fábricas recuperadas como objetivo de retrato, la crisis del 19 y 20 de diciembre del 2001 – el corralito y la represión -, y el cine que acompaña al movimiento de Derechos Humanos argentino).

Manuel Pérez Paredes, veterano cineasta del ICAIC ofreció un retrato del papel del cine cubano después de la revolución, haciendo énfasis en sus años de formación y la problemática que enfrentó.

Óscar Menéndez finalizó recordando Tlatelolco y denunciando la impunidad, junto a los problemas de difusión y legalidad que enfrenta el cine mexicano. En seguida proyectó parte del documental “Historia de un documento”.

El Primer Congreso continúa hoy y todo el fin de semana con ponencias, comentarios y presentaciones de cineastas, teóricos, críticos y técnicos en el Centro Nacional de las Artes, y durante tres semanas más con el ciclo Historias en común, en la Cineteca Nacional (con presencia de algunos directores).

Vayan, se pone bien. El café no está tan malo y no faltan las galletas.

Baja aquí los audios de las ponencias en mp3:


Crónica de Buenos Aires

julio 18, 2008

por la autora

Pensaba en Krause y Vargas Llosa pasándose un papelito que decía ¿puedo decir lo que quiera? “Sí Mario, puedes decir lo que quieras”. Y tanto pudo decir lo que quería que le aplicaron el 33.
Motivo de viaje: Macedonio Fernández, sólo Macedonio Fernández, nada de grupo martinfierrista  ni la literatura argentina en general. No recuerdo cómo llegué a Buenos Aires pero aquí estoy, en las calles cercanas a Congreso, con el pantalón de pana que huele a palmitos y una cámara fotográfica dentro de una lonchera con estampado de dinosaurios.  “La dictadura perfecta” no hay dictadura más perfecta que meter una cámara fotográfica dentro de una lonchera morada con estampado de dinosaurios. Estoy a una cuadra de Congreso, buscando un árbol, poste o farol para subirme y comenzar a fotografiar, todavía hay luz de media tarde y tiempo para dar el flashbackaso.
¿Dónde se va a armar el quilombo? La palabra quilombo me suena a gallos de pelea pintados de blanco con pintura vinci, vestidos con falditas de danza regional bailando el jarabe tapatío. A la Real Academia de la Lengua Española le suena a que a los habitantes de Río de La Plata les suena a prostíbulo, y a los porteños quilombo les suena a Boooooom, Bommmm, tu tu tu ru tu ru tu túuuuuu, “porque somos la verdadera revolcióoooooon”  y a “si el pueblo no está aquíiiii, entonces ¿dónde estáaaa? Tara rar ra rá” Lo que más suena son los bombos, 90 mil personas en el Congreso apoyando a la Cristina Fernández.
Le dije a Pablo que se apurara a cocinar, íbamos a la marcha.” Qui-lom-bo”. Bueno sí, al quilombo y luego regresamos a comer. “Yo me conozco, si no como antes me canso y me pongo histérico”. Pero desayunamos hace dos horas….. Salimos de casa después de comer un delicioso ají de gallina con arroz. Tenemos que hacer conexión con la línea de metro azul, estamos en la morada y de ahí, salimos una antes de Congreso y nos metemos a la marcha. “Quilombo”. Busqué el significado de quilombo en el diccionario y mira lo que encontré “quilombo: M. Á. guar. y Á.R. Plata. prostíbulo.”
Caminamos al metro Boedo y de ahí fuimos hasta Bolívar donde conectamos  con la línea azul. Cuatro estaciones después nos encontrábamos en Sáenz Peña, ahí escuché “booooom, boooooom, boooooom” woow, ¡ya quiero madrazos! Subí corriendo las escaleras. Soy una chica pasiva, hago actividades manuales sin moverme de una estrecha sillita por horas, no me gusta gritar ni la música a volúmenes muy altos, suelo ser insegura y hablo bajito, siempre enredando el empeine en las patas de la silla. Pero ahora tengo la panza llena de arroz y ají de gallina, un pantalón de pana que huele a palmitos y una cámara fotográfica dentro de una lonchera morada de cuatro cierres y estampado de dinosaurios. Estoy en una manifestación en apoyo a Cristina Fernández, presidenta de la república Argentina y, sin saber nada de las Retenciones, más allá de lo que cuenta La Jornada (fuente poco confiable) y el taxista que me transportó en el largo trecho del aeropuerto EZE hasta Avenida San Juan  (fuente pecadora de exceso de confiabilidad) decidí formar parte del quilombo en apoyo a la presidencia, por el puro gusto de meterme al contingente Tupac Amaru de la provincia de Jujuy.
Me desprendí  del último escalón y escuché cada vez más fuerte los bombos y trompetas, Pablo estaba a mi lado. “Hay muchísima gente”. “Sí, se trajeron todo el Gran Buenos Aires, mira cuántos bolivianos y peruanos,  y cuántos hijos de bolivianos y peruanos”.  Saqué la cámara, las mantas son tan grandes que utilizan palos  de bambú para mantenerlas y son como 8 personas las que las van moviendo mientras avanza la manifestación, o sea, qué mantita del CELA o “Viva el presidente legítimo” ni qué ocho cuartos, son bambús de pinches siete metros de altura sosteniendo como veinte metros de manta  con gigantes Chés Guevaras  y Evitas al lado de muchísima gente con tambores de batería y trompetas  y chicos gritando y cantando. ¡Diablos! Perdí la tapita de la cámara, ahora el puto lente va a quedar mega cochino. Pasa asamblea de barrios, dos fotos, pasan los de las banderas rojas, tres fotos, pasa un perro andaluz, siete fotos, pasa gritado súper fuerte un mega contingente de Jujuy, una foto, guardo la cámara en la lonchera morada de cuatro cierres y correa negra con estampado de dinosaurios.  Pablo y yo miramos hacia la esquina con cara de sorpresa. “Pablo, todavía continúa hasta la esquina y más atrasito”. “Diana, ahí vende choripan”. Hay que meternos con los de Jujuy. El contingente canta, hay muchos jóvenes que se abrazan mientras gritan y van saltando al tono de “porque somos la verdadera revolucióoooon”, todos uniformados con una playera blanca con la cara de José Gabriel Condorcanqui. Pasa un chico corriendo y detrás de él una chica de suéter rojo. Pablo, unámonos a los de Jujuy. “No, caminemos”. Pablo anda. Paramos en un restaurante y vimos el televisor desde los vidrios externos, era la manifestación en Recoleta, había muchísima gente. Pero, no creo que haya más gente que aquí ¿no? “No, aquí está todo el Gran Buenos Aires y no sé cuántas provincias”. Caminamos dos cuadras más. Anda Pablo, unámonos al contingente Jujuy, este es mi contingente. “No”. Caminamos una cuadra más. Me decido, entro al contingente y comienzo a brincar y tararear consignas que no conozco. ¡Venga! Brinco, camino y sudo. Una cuadra, mi suéter color arena destaca entre el uniforme blanco, media cuadra más. ¡Con este contingente hago toda la marchaaa! Un momento, ¿la marcha no era hasta Congreso? Diana se detiene, seguro la seguimos a Plaza de mayo. Miro a mis compañeros ¿se dice jujuyeros o jujuyanos? Me enfoco en un rostro medio rojo medio morocho. Oye, ¿a dónde vamos? A los colectivos. ¿No vamos a Plaza de Mayo? No. ¿Y la marcha? El quilombo acabó hace media hora loca.
Dejo de brincar y acelero el paso hacia la banqueta, encuentro a Pablo y caminamos hacia la avenida, mucha gente sentada. Subo a una banquita, intento sacar la cámara. Abro la lonchera morada de cuatro cierres, correa negra, costuras de hilo verde y estampado de dinosaurios, un par de fotos.  Hay varias botellas de cerveza en la banqueta rodeadas de papelitos y  franjas blanquiazules.
Yo quería marchar y estar en los madrazos. “Diana, nunca hubo madrazos y además te van a aplicar el 33”. Nadie puede identificar una Diana entre tanta gente. “¿A no?” Pues no. Caminamos de nuevo hacia Congreso, hay muchísimas mantas colgadas en las rejas. “Fuerza Cristina”, “Con la comida no se jode” “Apoyo a Kirschner”.
Vemos un puesto de panchos  y un carrito de choripan. Fue súper estúpido meterme a gritar al contingente sin saber que ya se había acabado. “No te preocupes, fue  mucho más estúpido cargar tu cámara en una lonchera con estampado de dinosaurios”.